miércoles, 1 de junio de 2011

Historias De Grandes Parejas Famosas


Melanie Griffith y Antonio Banderas
Una pareja muy nuestra es sin duda la que forman Antonio Banderas y Melanie Griffith. Un sueño en el que uno se acaba casando con la protagonista de las películas que ha visto en el cine.
El malagueño triunfó aquí, cruzó el charco y triunfó allí, en las américas. Y ella, hija de una diva cinematográfica, la hichtconiana Tippi Hedren, abandonó sus tumultuosas relaciones de separaciones y reconciliaciones con Don Jonson y se enamoró de nuestro Antonio en el rodaje de Two Much, donde bajo las órdenes de Fernando Trueba ambos se querían también dentro de la pantalla.
Separado de Ana Leza, Antonio y Melanie se casaron en Londres en 1996 y desde entonces ella no ha dejado de esforzarse por aprender el idioma natal de su marido para poder decirle "te quiero, Antonio"
.
Angelina Jolie y Brad Pitt
Sobre los más guapos de la gran pantalla se ha escrito y no poco. Al nuevo Robert Redford como se le llamó, le bastaron unos fotogramas en Telma y Louise para ganarse a público y directores y desde entonces no ha parado de trabajar, sin encasillarse en el papel de chico guapo.
El novio de América se divorcio de Jenifer Aniston cuando conoció a la señora Smith, es decir a Anjelina Jolie en la comedia Mr y Mrs Smith.
Ella explosiva, salvaje y con una loable labor como embajadora de buena voluntad de Naciones Unidas, se había casado anteriormente de cuero negro, nada que ver con la idílica y blanca boda de él con Aniston.
Polos opuestos o tal vez no tanto, Brad reconoció legalmente a los dos hijos adoptados de Angelina, Maddox y Zahara y juntos han tenido a la pequeña Shilou. Y por las palabras de los actores parece que quieren tener tantos niños como para poder jugar al fútbol todos juntos como una gran y atípica familia feliz.

Letizia y Felipe de Borbón
Una versión moderna y urbanita del cuento de cincerella o como otros dijeron antes, El heredero de la corona y la periodista. Una historia de amor que surgió cuando menos lo esperaban algunos medios ansiosos por unir en matrimonio al hijo pequeño de los reyes.
Jóvenes, guapos y sobradamente preparados mantuvieron el noviazgo en secreto ya que en las casas reales no hay novias sino prometidas. "Estoy muy enamorado de Letizia" dijo el príncipe en su compromiso oficial ante los medios y los periodistas encantados porque además hablar con Letizia era como hablar con una compañera. La boda real se celebró en la Catedral de la Almudena y actualmente los Príncipes de Asturias esperan el nacimiento de su segunda hija.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada